Leonardo da Vinci y el éxito

vitruvian

“Todo nuestro conocimiento tiene su principio en los sentimientos”.

Leonardo da Vinci fue considerado el paradigma del homo universalis, del sabio renacentista versado en todos los ámbitos del conocimiento humano, Leonardo da Vinci (1452-1519) incursionó en campos tan variados como la aerodinámica, la hidráulica, la anatomía, la botánica, la pintura, la escultura y la arquitectura, entre otros. Considerado el primer modelo de el “Hombre Renacentista”, un genio sin precedentes y con un “hambre” de conocimiento insatisfecha desde sus inicios. El ideal del “saper vedere” guió todos sus estudios, que ya en la década de 1490 comenzaron a perfilarse como una serie de tratados inconclusos que serían luego recopilados en el Codex Atlanticus.

 El ideal leonardesco de la «percepción cosmológica» se manifestaba en múltiples ramas: escribía sobre matemáticas, óptica, mecánica, geología, botánica; su búsqueda tendía hacia el encuentro de leyes, funciones y armonías compatibles para todas estas disciplinas, para la naturaleza como unidad.

Bien, Leonardo consiguió éxito y fama, reconocimiento y una gran cantidad de alumnos que seguían sus pasos.

¿Cuál fue el secreto del éxito de Leonardo?.

A través de las palabras de Leonardo podemos decir que su fama se construyó en base a su árduo trabajo, su persistencia, su constancia, su avidez de conocimiento, su pasión por todo aquello a lo que se enfrentaba, alimentándose, a su vez, de estamentos como los siguientes:

1.- “No hay mejor maestría que el dominio de uno mismo”. La Restricción en muchas de las cosas que hacen que dediquemos tiempo y esfuerzo a tareas equivocadas es una de las claves del éxito. El autocontrol y la autodisciplina nos ayuda a realizar todo lo necesario para ganar.

2.- “El aprendizaje nunca agota la mente”. La avidez por el conocimiento nos ayuda a mejorar cada día. Aprender cosas nuevas incentiva a nuestro cerebro a realizar esfuerzos que nos serán beneficiosos. El éxito requiere que la tarea sea minuciosa.

“Así como el hierro se oxida por falta de uso, también la inactividad destruye el intelecto”.

3.-  “Si no puedes hacer lo que quieres, debes querer lo que puedes hacer”. El estudio sin deseo arruina la memoria y no retiene nada de lo que se necesita. El éxito necesita “resolver”. Es decir, coraje, audacia, fuerza de voluntad y seriedad para logra el objetivo propuesto.

4.- Desde hace ya mucho tiempo tengo claro que la “gente de logro” rara vez se sienta y deja que las cosas pasen. Ellos salen y hacen que las cosas pasen.

También hay que tener en cuenta que el conocimiento por si mismo no es suficiente. El que sabe y no aplica lo que sabe nunca obtendrá el éxito perseguido. Estar dispuesto no es suficiente, debemos hacerlo.

Objetivos, planes de acción están bien, pero no tenemos que quedarnos ahí. Hay que moverse. Leonardo , pintó, escribió, creó, inventó, construyó y diseñó lo que siglos más tarde ha inspirado a cientos de mentes que han desarrollado su obra.

5.- Toda acción debe responder a un motivo. Un evento sin causa no producirá el resultado deseado. Es bien cierto que actuar por actuar puede llevarnos a un resultado no deseado por lo que es aconsejable buscar la causa correcta que justifica lo que vamos a realizar para conseguir nuestro objetivo.

Tenemos que tener muy claras las razones que nos llevan a seguir el camino escogido, ya que esas mismas razones alimentarán la pasión con la que abordemos la consecución del objetivo planteado.

6.- Aplaudo a todos aquellos que pueden sonreir en medio de los problemas, que pueden reunir fuerzas de la angustia, y crecen valientes a través de la reflexión.Sólo las mentes pequeñas se encojen ante la adversidad. Aquellos cuyo corazón es firme y cuya conciencia aprueba su conducta se mantendrán firmes en su propósito hasta el final.

Las personas resilientes hacen más y logran más. Todos aquellos que han logrado el éxito han caido antes, y seguramente han experimentado fracasos, pero su habilidad para levantarse, alzar la cabeza y seguir adelante, su persistencia y su constancia es lo que les ha mantenido en el camino y les ha llevado a la consecución de aquello que se propusieron.

7.- “De vez en cuando nos conviene desaparecer, obtener momentos de relajación, momentos con nosotros mismos, así cuando vuelvas a tu trabajo tu juicio será más seguro. Ir a cierta distancia porque entonces el trabajo parece más pequeño”.

Todo el mundo necesita un equilibrio, incluso los mejores. Tomarnos tiempo para relajarnos y rejuvenecernos. El equilibrio entre trabajo y vida es algo que tenemos que tener en cuenta para conseguir una vida más sana y feliz.

Si algo tenemos que aprender de maestros como Leonardo es a minimizar los obstáculos y maximizar nuestras oportunidades, así conseguiremos el mejor de los éxitos.

“No se puede poseer mayor gobierno, ni menor, que el de uno mismo”.

 

 

 

 

 

 

 

 

Advertisements
This entry was posted in Uncategorized. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s