Los jefes que acosan emponzoñan el lugar de trabajo

Imagen

HealthDay News

Un estudio halló que incluso los compañeros de trabajo de los empleados que son las víctimas se veían afectados por un estilo administrativo abusivo

Robert Preidt

JUEVES, 14 de febrero (HealthDay News) — Los jefes abusivos no solo provocan sufrimiento a los empleados que victimizan, sino que también envenenan el ambiente laboral de los compañeros de trabajo de las víctimas, indica un estudio reciente.

Los efectos de “segunda mano” provocados por los jefes abusivos pueden llevar a frustración con el trabajo, el abuso de otros compañeros de trabajo y dudas sobre el respaldo de la compañía para los empleados, según los investigadores.

La conducta de los jefes abusivos, como criticar y ridiculizar públicamente a los empleados o retirarles la palabra, es un tipo de liderazgo disfuncional.

“Aunque los efectos de la supervisión abusiva podrían no ser tan físicamente nocivos como otros tipos de conducta disfuncional, como la violencia o la agresividad en el lugar de trabajo, es probable que las acciones dejen heridas de más duración, en parte porque la supervisión abusiva puede continuar durante largo tiempo”, señaló en un comunicado de prensa de la Universidad de New Hampshire el autor del estudio Paul Harvey, profesor asociado de conducta organizacional de la universidad.

Los compañeros de trabajo de las víctimas de los jefes abusivos experimentan efectos negativos a largo plazo, según la encuesta de 233 personas que trabajan en una amplia variedad de empleos en la parte sureste de EE. UU.

Los autores del estudio dijeron que observar o estar al tanto de que el jefe acosa a un compañero de trabajo se conoce como “abuso indirecto de supervisión”. Incluye cosas como escuchar rumores de conducta abusiva de parte del jefe, leer sobre esas conductas en un correo electrónico o ser testigo cuando el jefe acosa a un compañero de trabajo.

“Cuando hay abuso indirecto de supervisión, los empleados se dan cuenta de que la organización permite que ese tratamiento negativo exista, aunque no lo experimenten de forma directa”, escribieron los investigadores.

El estudio aparece en una edición reciente de la revista Journal of Social Psychology.

Los hallazgos sugieren que el daño provocado por un jefe abusivo puede ir más allá de los empleados que son víctimas y afectar a otros. Los gerentes deben estar conscientes sobre el impacto generalizado potencial de los jefes abusivos, y tomar medidas para prevenir o reducir sus efectos, concluyeron los investigadores.

 

Artículo por HealthDay, traducido por Hispanicare

FUENTE: University of New Hampshire, news release, Feb. 6, 2013

(Mundocoaching magazine)

Advertisements
This entry was posted in Uncategorized. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s