Piedra de honda

Sentirnos como “Piedra de Honda”.

¿Cuándo sabemos que nuestro objetivo es realmente aquello que queremos?

Cuando actuamos como “piedra de honda”. Cuando salimos disparados de forma determinante hacia nuestro objetivo. Y una vez dejamos el receptáculo que nos acogía, no hay vuelta atrás, volamos directos hacia él.

No hace mucho, leyendo un libro escrito por una Coach (M. Fernández) reflexioné sobre “¿Cómo era cuando luchaba por ese sueño que parecía imposible?”.

Recordé cuál fue ese sueño, y todo aquello que hice para conseguir que se hiciera realidad. Recordé como Sólo valoraba aquello que quería conseguir e iba directo hacia ello.

Los proyectiles de honda pueden ser piedras naturales redondeadas, o labradas con bastante precisión, arcilla cocida o secada al sol, plomo moldeado. Tanto si somos uno como el otro tenemos el mismo efecto, “alcanzar el objetivo”.

Hay personas que de forma natural, como las redondeadas, son proyectiles que desde un principio van derechos al objetivo que se plantean. En ellos es inherente “la determinación”. Bien por ellos.

Hay otro tipo de personas que necesitan ser labradas con precisión, modeladas como arcilla cocida , o como el plomo moldeado, y una vez conseguido ejecutan la acción y consiguen ese objetivo.

La buena noticia es que para aquellos que no tienen esa determinación de forma natural, pueden aprenderla y ponerla en práctica.Podemos auto-modelarnos para conseguir la forma que necesitamos para convertirnos en ese “imparable proyectil”.

¿Cómo?

1.- Valoremos solamente una dirección. Hacia adelante. Siempre hacia adelante.

2.-Los obstáculos no nos pararán. Serán peldaños de la escalera que aún nos llevará más arriba.

3.- Sólo existe un futuro y es la consecucion de aquello que nos hemos propuesto. Estaremos 100% convencidos de que vamos a conseguirlo.

4.- La opinión de los demás puede ser escuchada, pero nosotros tenemos nuestra propia voz. Sólo nos preocupará lo que nosotros opinamos sobre aquello que queremos hacer.

Como decía anteriormente toda esta receta tiene que estar bien bañada en Determinación, en persistencia, en ACTITUD, en mayúsculas.

No desistir y seguir hacia adelante con fuerza, como la bala de la honda. Incluso ese proyectil necesita de dar muchas vueltas antes de dejarla ir de su receptáculo y que salga disparada sin desvío hacia su objetivo. Ambas clases de “proyectiles”, naturales o labrados, necesitan de esas vueltas para coger el ímpetu, la fuerza necesaria.

5.- Nunca desestiméis las enseñanzas que nos otorgan las adversidades, aquello que creemos que no nos permitirá alcanzar lo que buscamos realmente nos está enseñando, nos está dando “las vueltas” de impulso que necesitamos para salir disparados.

“El mundo entero se aparta cuando ve pasar a un hombre que sabe a dónde va”

(Saint Exupéry)

Así es que, ya sabéis, Persistencia, determinacón, A.C.T.I.T.U.D.

Recuerda: H.q.O – Haz que Ocurra.

Posted in Uncategorized | Leave a comment

Técnicas de Tele-trabajo

Cómo ser más productivo: cuatro técnicas para rendir mejor teletrabajando

(by J.Bellot)

Te contamos cuatro técnicas que ayudan a mejorar la gestión y la optimización del tiempo en la jornada laboral: la Técnica Pomodoro, el Método Ivy Lee, la Regla de los dos minutos y la Técnica “Comerse la rana”.

Tan solo el 7,9 % de la personas ocupadas tele-trabajó en el cuarto trimestre de 2019 en España, según datos de Adecco. Sin embargo, trabajar desde casa se ha convertido en una solución impuesta por la coyuntura: la crisis del coronavirus obliga a las empresas enviar a los trabajadores a sus hogares. Para aquellos que nunca han teletrabajado o que no están habituados a ello, es importante aprender a gestionar el tiempo de trabajo de forma óptima y evitar distracciones y la procastinación propia de cuando se está en casa. ¿Cómo ser más productivo en el tele-trabajoSodexo Beneficios e Incentivos recopila cuatro métodos útiles que se pueden poner en práctica para mejorar el trabajo a distancia (también el trabajo convencional):

Técnica Pomodoro

como-ser-mas-productivoSe trata de un método de mejora de la gestión del tiempo que destaca por su sencillez. Fue ideado por el consultor italiano Francesco Cirillo en los años 80 y consiste en dividir la jornada laboral en intervalos de 25 minutos separados por pausas de cinco minutos. A los periodos de trabajo se les denomina pomodoros. Durante los mismos, el trabajador debe dedicarse a una tarea concreta evitando cualquier distracción. Casa cuatro pomodoros es recomendable descansar durante más tiempo, 15 o 20 minutos.

Este método puede ayudar a incrementar la productividad y la eficacia en el trabajo de oficina en general, no solo en el teletrabajo. Este método parte de la idea fundamental de que las pausas establecidas contribuyen a mejorar la agilidad mental y el rendimiento a la hora de desempeñar las tareas asignadas. La respuesta a cómo ser más productivo puede estar en la adecuada distribución de actividad y descanso.

Técnica “Comerse la rana”

Se trata de un hábito de priorización de las tareas más importantes, costosas o difíciles. Una de las claves de cómo ser más productivo es establecer un orden de prioridad de las gestiones que se deben realizar a lo largo de una jornada. Con esta metodología se puede organizar el tiempo de la jornada siguiendo esa jerarquía de dificultad o relevancia. Generalmente se tiende a dejar para el final las tareas más complejas o que requieren más tiempo. Esto provoca que se acaben dejando para otro momento y se aplacen constantemente.

Para cambiar este comportamiento, Brian Tracy creó la técnica “Cómete una rana”, que alude a la cita del escritor Mark Twain: “Cómete una rana viva a primera hora de la mañana y nada peor te ocurrirá durante el día”. El método consiste en realizar la tarea más difícil o desagradable en primer lugar. Una vez finalizada, el resto de las tareas parecerán sencillas en comparación. De este modo se puede evitar la procrastinación, ya que empezar por las tareas fáciles puede hacer que nos confiemos y nos lo tomemos con calma.

Regla de los dos minutos

como-ser-productivo-en-el-trabajoEsta técnica parece chocar con la anterior pero son perfectamente complementarias. Se basa en establecer dentro de nuestras rutinas de trabajo la norma de realizar de forma inmediata las tareas que conlleven menos de dos minutos. No se trata de que pasen a ser prioritarias respecto a las demás en el sentido de que se deba planificar hacerlas antes. Por su sencillez ni siquiera entran en la misma categoría de tareas que deben ser ordenadas. Se trata de que en el momento en que se nos vienen la mente se efectúen en el acto, al suponer un gasto de tiempo muy pequeño.

La finalidad de este método es dejar de perder tiempo pensando y apuntando las gestiones a realizar para, en vez de eso, hacerlas inmediatamente y quitárnoslas de encima. La regla de los dos minutos nace con el método Getting Things Done (GTD) obra de David Allen. Según el autor del sistema, la mayoría de las tareas que se postergan para más delante no son en realidad difíciles de hacer. Se tienda a posponerlas únicamente por diferentes motivos como la saturación, el estrés o la procrastinación.

Método Ivy Lee

Una de las claves de cómo ser más productivo es la planificación. Esta metodología sirve para organizar la jornada de trabajo mediante una lista de tareas. Ivy Lee, un profesional de las Relaciones Públicas, creó este sistema a principios del siglo XX para mejorar el rendimiento de sus clientes. La técnica consiste en elaborar al final de la jornada laboral una lista de las seis cosas más importantes que hay que realizar al día siguiente. Según su creador, no hay que anotar nunca más de seis tareas. Y es necesario colocarlas en orden de prioridad. En primer lugar, la más urgente.

Con este método se evita el multitasking, ya que para pasar a otra tarea es requisito haber finalizado la anterior y tacharla de la lista. Las tareas no terminadas durante la jornada se corren a la lista del día siguiente. Y así sucesivamente. De esta modo, la jornada siempre está organizada con antelación y el empleado puede concentrarse mejor en la tarea que tiene entre manos en cada momento.

Posted in Uncategorized | Leave a comment

¿Cuando un proceso de coaching?

¿CUANDO UN #EJECUTIVO U OTRO TIPO DE #PROFESIONAL DEBERÍA SEGUIR UN PROCESO DE #COACHING?

Cuando las personas experimentamos ese sentimiento de que “algo no v

a como nos gustaría”, (problemas en el entorno familiar, problemas con los superiores o sus compañeros/colaboradores). Pero sobretodo:

1. Cuando el ejecutivo no es un buen oyente y crea ansiedad en su equipo de trabajo.
2.Cuando se boicotean las ideas que propone o emprende.
3. Cuando se siente inseguro a la hora de tomar decisiones.
4. Cuando se muestra incapaz de obtener provecho de sus conocimientos.
5. Cuando delega con dificultad o no llega a delegar en nadie por falta de confianza.
6. Cuando gestiona mal el estrés.
7. Cuando quiere desarrollar competencias de liderazgo.
8. Cuando quiere reconducir su carrera profesional.
9. Cuando quiere gestionar los cambios.

El Coach actuará como un espejo frente al Coachee, mostrándote aquellas cosas que no puedes/quieres ver y que no forman parte de tu “consciente”. Te -facilitará- el aprendizaje, ayudándote a identificar y erradicar los obst´culos que ante tí se presentan.

(Fuente: J. García Trapero)

Recuerda: H.q.O – Haz que Ocurra
pinacoach@gmail.com
High Performance Coaching

Posted in Uncategorized | Leave a comment

Optimizar tu tiempo es ganar

“Con un horario eficaz a tu medida pensarás mejor, tu subconsciente sabrá cuando vas a invertir tiempo en lo importante y te ayudará con buenas ideas.

Trabajarás más rápido y más concentrado. Y así rendirás varias veces más que una persona normal con tus mismas capacidades.

Con tu propio horario de concentración serás muy bueno en lo tuyo. La concentración te dará rapidez y evitarás errores para no repetir los trabajos.

Cuando tengas un trabajo importante que hacer y te imponga, divídelo en trozos de 30 minutos con 5 de pausa intermedia. Funciona.”

Lo bueno de esos 30 minutos es que sabes que es muy poco tiempo y en cuanto acabes habrá premio, el premio que Tu te des a ti mismo, a parte de la satisfacción de haber realizado es tarea que considerabas tan ardua.

ACCIONES

1-Analiza tu horario. Revisa cuando produces más y cuando menos y verás que agrupando lo importante a primera hora de la mañana y lo menos importante por la tarde, cuando las fuerzas flaqueen, tus resultados subirán con el mismo esfuerzo.

2-Di: “Nada ni nadie me interrumpirá las primeras 3 horas de trabajo por la mañana.”

3-Continuamente piensa en cómo rediseñar tu horario para ser más eficaz. Prueba a trabajar parte de tu tiempo en un despacho aislado o a madrugar un poco más para evitar el tráfico.

4-Decide concentrarte en una sola tarea cada vez. Acabarás mucho antes así.

5-Prueba la técnica de los 20-30 minutos trabajando y 5 de premio. Inténtalo hoy con un proyecto grande y notarás resultados a la primera.

30 Minutos de trabajo con sus 5 de pausa. Te asombrarás.

(D.Valois)

Recuerda : Tienes el mismo tiempo que tuvo Miguel Angel, Leonardo Da Vinci, Picasso, Steve Jobs, o cualquier otro ser humano que haya habitado o habite en la faz de la tierra. (24 horas/dia). Distribúyelo bien.

Posted in Uncategorized | Leave a comment

Hacia adelante.

“Las ideas audaces son como las piezas del ajedrez que avanzan hacia adelante. Ellas pueden ser vencidas, pero también pueden iniciar una partida victoriosa.”
(Goethe).”Aprendí que no se puede dar marcha atrás, que la esencia de la vida es ir hacia adelante. En realidad, la vida es una calle de sentido único.”
(A. Christie)En el camino de la vida sólo hay que mirar atrás para recordar las experiencias que nos han enriquecido de una manera o de otra. Jamás para lamentarse. Lo hecho hecho está. Lo que sucedió sucedió.Aprendamos de ello y utilicemos la experiencia como combustible para impulsarnos con más fuerza hacia adelante. Tomemos la actitud que marcará la consecución de nuestros sueños.La actitud perseverante de aquel que anda el camino hasta el final y que a cada paso que da pisa con más fuerza y convicción.Mirando atrás sólo para ver lo andado y aprender de aquello que queda atrás. Mirando hacia adelante con la cabeza alta y el semblante del que sabe que puede lograr aquello que se proponga.H.q.O – Haz que Ocurra
https://antoniopina01.wordpress.com/

Posted in Uncategorized | Leave a comment

La Clave es la Perseverancia

PERSEVERAR.

Rudyard Kipling, autor de El Libro de la Selva, fue rechazado por el San Francisco Examiner con esta nota: “Lo siento, Sr. Kipling, pero sencillamente no sabe usted usar el inglés”.

Sin embargo, no tardaría mucho tiempo en convertirse en el primer británico en ganar el Premio Nobel de Literatura, y continúa siendo el escritor más joven en haberlo logrado.

Agatha Christie pasó cuatro largos años suplicando a las editoriales para que publicaran alguna de sus novelas. Hoy, se estima que se han vendido ya más de cuatro mil millones de copias de sus 79 libros, una cifra sólo equiparable a Shakespeare.

Rebelión en la granja, una sátira contra la corrupción política escrita por George Orwell, fue rechazada con el siguiente comentario: “Es imposible vender historias de animales en Estados Unidos”.

C. S. Lewis, autor de Las crónicas de Narnia y Cartas del Diablo a su sobrino, obtuvo más de 800 negativas antes de vender un solo escrito.

A menudo el problema para lograr reconocimiento, el éxito, no reside en la falta de talento, sino en el dudoso criterio de los que observa e incluso evalúan lo que haces. Por eso, ¡confiad en vuestro trabajo y perseverad!.

CONSTANCIA, PERSEVERANCIA INCANSABLE, NO DESFALLECER, NO PERDER DE VISTA TU OBJETIVO, AQUELLO QUE QUIERES CONSEGUIR. ¡ESE ES EL CAMINO!

Y … “Después de escalar una montaña muy alta, descubrimos que hay muchas otras montañas por escalar” (Nelson Mandela)

NUNCA ABANDONES !!!

H.q.O – Haz que Ocurra

Posted in Uncategorized | Leave a comment

Claves para aumentar tu Productividad

35 MANERAS PARA AUMENTAR TU PRODUCTIVIDAD

1. Aprende a tomar descansos. Para ser más productivo debes de estar lo suficientemente descansado. Escucha a tu cuerpo y decide cuándo es el mejor momento para parar. Ya volverás al trabajo más tarde.

2. Utiliza un cronómetro para cada una de tus tareas. Es la mejor manera de controlar el tiempo y focalizar tu atención.

3. Elimina todas las distracciones. Eso incluye estar lejos del móvil y del ordenador.

4. Escucha música. Dependiendo de la tarea que estés realizando, tener algo de música relajante de fondo puede ser buena para la concentración.

5. Diviertete con lo que haces. No hay nada más productivo que disfrutar con aquello que haces. Aunque esto no siempre es posible.

6. Haz lo que menos te apetece al principio del día. Si te enfrentas a tu sapo pronto, tu mente se quitará un peso de encima y podrá focalizar su energía en el resto de tareas.

7. Utiliza herramientas que eliminan distracciones. Un buen ejemplo es jdarokroom. Esta aplicación convierte el escritorio de tu ordenador en una pantalla negra (como los ordenadores de antes) en la que lo único que puedes hacer es escribir. Nada de Facebook, ni correo ni Internet.

8. Empieza. Muchas veces la parte más difícil de una tarea es el comienzo. Una vez que nos hemos puesto manos a la obra el trabajo fluye por sí solo.

9. Descubre cuál es el momento de tu día más productivo. Haz distintas pruebas mediante ensayo/error. Algunas personas encuentran su pico de productividad por las mañanas mientras que otras lo hacen por la noche.

10. Apunta tus ideas. La inspiración puede llegarte en cualquier momento. Acostúmbrate a llevar una pequeña libreta contigo (o aplicación de móvil) para apuntar aquellas cosas que se te van ocurriendo durante el día y que puedan ayudarte más tarde en tu trabajo.

11. Lleva un registro de tu progreso. En forma de blog o simple agenda. Comprobar de primera mano cómo ha sido tu evolución es la mejor manera de continuar motivado y seguir con tu ritmo productivo.

12. Planifica todas tus comidas con una semana de antelación. Esto le ayudará a tu bolsillo, a tu salud y a tu tiempo.

13. Visualiza tu día la noche de antes. Repasa mentalmente todas tus tareas la noche de antes . Es la mejor manera de que se cumplan todos tus planes.

14. Hazte la siguiente pregunta: ¿estoy haciendo ahora mismo el mejor uso de mi tiempo? No se trata de que te cuestiones tu tiempo a cada minuto, pero deja que esta pregunta comience a aparecer por tu mente con más frecuencia que antes.

15. Duerme lo suficiente. Las horas de sueño son esenciales para mantener tus niveles de productividad constantes durante el día. Si duermes menos de lo que necesitas, tu productividad caerá en picado.

16. Haz deporte. Aparte de los obvios beneficios para la salud, hacer deporte te recarga las pilas para volver a tu ritmo productivo más tarde.

17. Sé ordenado. Tu escritorio de trabajo debe estar ordenado. Tardarás menos tiempo en encontrar aquello que necesitas.

18. Escucha audio libros. Existe una cantidad inmensa de información sobre distintos temas en forma de audio libros o podcasts. Puedes ahorrar tiempo de aprendizaje si te acostumbras a escucharlos mientras conduces o limpias la casa. Es una forma hacer varias cosas a la vez que te permite hacer un uso eficiente de tu tiempo.

19. Domicilia tus recibos. Ahorrarás tiempo en tener que desplazarte al banco para pagarlos.

20. Leete el mejor libro que existe sobre productividad. Se llama “Organízate con eficacia” y su autor es David Allen.

21. Céntrate en aquello que te genera mayores resultados. Según el Principio de Pareto, el 20% de tus acciones generan el 80% de tus resultados. Encuentra esos aspectos de tu vida donde se cumple el Principio de Pareto y céntrate en ellos.

22. Cuéntale a otras personas cuáles son tus objetivos. Cuando haces testigo a otras personas de tu progreso, te esforzarás el doble en intentar conseguir aquello que persigues.

23. Aprende a decir que no. Muchas veces por miedo al rechazo nos metemos en compromisos que realmente no queremos hacer. Estos compromisos nos quitan un tiempo muy valioso que podríamos dedicar a conseguir nuestros objetivos. Aprende a distinguir los favores de los compromisos indeseados.

24. Ponte a dieta informativa. Del mismo modo que si nos pegamos un atracón de comida engordamos, cuando nos damos un atracón de información nuestra mente se satura y nos impide ser productivos. Aprende a eliminar aquellas fuentes de información y distracción que realmente no te aportan nada. Una buen comienzo es dejar de ser fan de multitud de páginas de Facebook que nos llenan el muro de publicidad. Eso sí, no elimines Psicocode 🙂

25. Aprende de alguien. Cualquiera que sea tu ámbito de trabajo o estudio, seguro que puedes encontrar a alguien de quien aprender. De esta manera ganarás tiempo y cometerás menos errores.

26. Apunta tus tareas principales en un calendario. Existen distintas herramientas que te permiten generar calendarios de acuerdo a tus necesidades. De todas maneras una simple hoja de papel en algún lugar bien visible puede ser suficiente.

27. Márcate objetivos atractivos. Si no tienes en mente algo que realmente te atrae, será difícil mantener la productividad necesaria para conseguirlo.

28. No hagas varias cosas a la vez. Sobre todo cuando se trata de tareas que requieren toda tu atención. Si estás en mitad de un trabajo que requiere toda tu concentración y te detienes para contestar un e-mail, tardarás algo de tiempo en volver al punto de concentración inicial. En la medida de lo posible desconecta el correo mientras trabajas. Aprende a utilizar el sistema multitarea para diferenciar unas tareas de otras.

29. Date una recompensa cada vez que termines un trabajo. Tu productividad se mantiene constante cuando sabes que hay un premio a la vuelta de la esquina.

30. Haz grupos de tareas similares. Y trata de completarlas en periodos de tiempo concretos. Por ejemplo, las tareas del hogar (limpieza y compra) puedes realizarlas el mismo día. Otras tareas relacionadas con el trabajo como devolver llamadas telefónicas o contestar e-mails también pueden realizarse juntas durante la misma mañana.

31. Prueba el sueño polifásico. Siempre y cuando tus horarios y obligaciones te lo permitan. Las personas que logran realizas los ciclos alternativos de sueño consiguen dormir menos horas al día y aún así mantienen constantes sus niveles de atención y productividad.

32. Aumenta tu velocidad de escritura a máquina. Es una manera obvia de hacer lo mismo en menos tiempo.

33. Aumenta tu velocidad de lectura. Esta es una de mis asignaturas pendientes. Existen multitud de cursos para aprender a leer más deprisa sin perder nada de información.

34. Aprende a priorizar. La tarea más urgente e importante siempre debe realizarse en primer lugar.

35. Nunca dejes de aprender. Para aumentar la productividad dentro de cualquier campo es necesaria una actualización constante de cualquier novedad que aparezca. Puedes actualizarte a través de suscripciones a revistas, leyendo blogs o siguiendo en la redes sociales a las personas más influyentes dentro del sector de tu interés.

Posted in Uncategorized | Leave a comment